Isla-s solo exhibition in Trinidad, Cuba

“Estás loco”, me dijeron mientras defendía que necesitaba 1200 metros cuadrados de tela para montar mi primera exposición personal. “Es que quiero hacerla en Trinidad, y no me imagino esta serie allí si no es así”, respondí yo.

Precisamente porque quería que el montaje transpirara la energía romántica, artesanal y cálida de esta ciudad maravilla me propuse tamaña locura aquí, en Cuba, donde el surrealismo de la vida cotidiana convierte en locura incluso hasta las aspiraciones efímeras. Vamos, por decirlo (muy) eufemísticamente.

Para mí, la serie ”Isla-s” representa “lugares-experiencias transpirados por el cuerpo en su aislamiento”, pero la experiencia de presentarla en Trinidad no tuvo nada de soledad ni aislamiento. Gracias a la profesionalidad y buenos consejos de la diseñadora Yamilet Moya y a su taller de impresión Elfos Gráfica, y a las más de 30 horas de esfuerzo de Luis Javier, Hanoi y Lázaro para sorprenderme con mejores propuestas de montaje que lo que había imaginado. Gracias al apoyo de Leonerky Urquiza y la empresa Aldaba. Gracias a Lisette Ríos Lozano y a la Fototeca de Cuba. Gracias a mis queridos anfitriones Carlos y Galinka, que me han acogido no solo en su Casa Sotolongo y sino en su familia.

Using Format